Connect with us

Opinión

REFLEXIONES PARA LA JUVENTUD MEXICANA DESDE LA PERSPECTIVA DE UNA HISTORIADORA (TAMBIÉN DIRIGIDO A LOS Y LAS PRIANISTAS DE MI GENERACIÓN)

Published

on

  • Por: Berenice Hernández (berenicehepe@gmail.com)

Cuando la dirección del Estado mexicano quedó a cargo del candidato del entonces recién fundado Partido Nacional Revolucionario (antecedente del PRI) en las elecciones extraordinarias de 1929, que fueron convocadas tras el asesinato del candidato electo Álvaro Obregón un año antes (quien, además de contender nuevamente para el cargo presidencial después de la reforma constitucional promovida en 1927, figuraba como único participante en dichas elecciones después de las ejecuciones de los otros dos candidatos a manos del Ejército), comenzó un periodo en la Historia Contemporánea del país que se caracterizó por la hegemonía de un partido político: el Revolucionario Institucional.

Por tal motivo, hablar sobre la vida política del México del siglo XX implica, consecuentemente, hablar sobre la historicidad del propio PRI; que durante el sexenio de Lázaro Cárdenas pasaría a llamarse Partido de la Revolución Mexicana (1938) para, posteriormente (1946), adquirir su denominación actual. De esta forma, por más de 70 años consecutivos la administración del Estado mexicano quedó en manos de un reducido grupo de políticos, aquellos que formaban parte de las filas del PRI y, aunque su llegada al poder siempre estuvo respaldada por un mecanismo democrático expresado en elecciones periódicas, lo cierto es que desde el principio (justamente con Pascual Ortiz Rubio) dicho proceso democrático fue puesto en tela de juicio.

Aunque la suspicacia en torno a la legitimidad de los resultados de la contienda electoral para la presidencia de la república se había hecho presente desde las elecciones de 1910 en que contendieron Porfirio Díaz y Francisco I. Madero (así como en otros momentos a lo largo del siglo XIX), justamente por irregularidades detectadas en el proceso, no fue sino hasta después de 1930 tras la incursión del PNR en la escena política del país que este situación pasaría a convertirse en la característica emblemática de la democracia mexicana del siglo XX; ya que muchos y documentados fueron los casos de irregularidades en los comicios que se registraron a lo largo de las siete décadas en que gobernaron los partidarios del PRI.

Tras las elecciones del año 2000 que por primera vez llevaron a la presidencia de México a un candidato que no era postulado por el PRI sino por su más antiguo opositor, el Partido Acción Nacional, parecía que finalmente se consolidaban en el país las condiciones para un verdadero ambiente democrático de la vida política; muy acorde, por cierto, con los cambios que se respiraban en la escena mundial hacia finales del siglo XX a partir de la caída del muro de Berlín, así como de la reapertura democrática que experimentaron varios países del Cono Sur que por varios años habían vivido bajo un Terrorismo de Estado ejercido por las dictaduras militares que fueron instauradas entra la década de los 60’ y 70’, en función de la Doctrina de Seguridad Nacional ideada en los Estados Unidos en el contexto de la Guerra Fría.

Sin embargo, la posibilidad de transformación que se hizo presente en los albores del siglo XXI rápidamente fue reducido a una mera alternancia partidista que, en ultima instancia, buscaba preservar el statu quo de un sistema de gobierno que se había construido desde el siglo pasado a través del priísmo. Las polémicas elecciones de 2006 hicieron patente que la democracia en México no era viable, puesto que el poder seguía concentrado en una pequeña cúpula compuesta por empresarios y políticos que se negaban a perder sus privilegios y que se valían de cualquier artimaña (desde alarmantes campañas publicitarias hasta el control mismo del instituto encargado de regular los comicios) para preservar en el poder a aquellos que fueran afines a sus intereses.

“Haiga sido como haiga sigo”, el panista Felipe Calderón tomó las riendas del Estado mexicano tal como estilaban hacerlo en años anteriores los políticos candidateados por el PRI y, ante una total falta de legitimidad de su embestidura, Felipillo paso a comandar a las fuerzas del ejército para librar una batalla campal contra la ya arraigada red del narcotráfico. A partir de este sexenio, nuestro país se sumió en una ola de violencia extrema en que las desapariciones, ejecuciones, violaciones y torturas estuvieron a la orden del día. Así, mientras que los pobladores de varias regiones del país tuvieron que padecer esta cruda realidad instaurada a partir de una guerra absurda convocada por un gobierno espurio y colaborador de algunos grupos criminales, para quien la perdida de las vidas humanas de su ciudadanía no eran más que daños colaterales, en México parecía cada vez más lejana la posibilidad de vivir en una verdadera democracia.

La desilusión generada en este sexenio probablemente pueda ayudar a explicar el regreso del PRI a la conducción del Estado mexicano; aunque, ciertamente y tal como fue expuesto en la película de Luis Estrada “La dictadura perfecta” (2014), los resultados obtenidos en las elecciones de 2012 respondían en gran medida al trabajo colaborativo puesto en marcha entre los políticos del viejo orden (los dinosaurios del PRI) y los dueños de los medios de comunicación, sobre todo de las televisoras. Ni la inesperada irrupción de la juventud mexicana en la contienda presidencial a través del movimiento convocado en redes sociales denominado #YoSoy132, que se encargaba de denunciar la complicidad entre los medios y los políticos del PRI, pudo evitar la inercia de los procesos democráticos cuya institución encargada de regularlos (el entonces llamado IFE) siempre había velado por resguardar los intereses de un pequeño grupo de privilegiados.

Pero entonces 43 jóvenes estudiantes de una normal rural fueron desaparecidos por fuerzas del Estado, mientras que otros de sus compañeros fueron sanguinariamente asesinados la noche del 26 de septiembre de 2014; la corrupción que imperaba en el gobierno quedó expuesta a través de un inmueble construido en las Lomas, así como de excesivos lujos, gastos y viajes; y, para rematar, volvió a registrarse un fuerte temblor en la Ciudad de México un 19 de septiembre (2017) que no sólo puso en evidencia la incompetencia del gobierno, sino que también sirvió como punto de unión para la población. Evidentemente había un hartazgo por los excesos, represiones y privatizaciones llevadas a cabo en el gobierno de Enrique Peña Nieto pero, lo más importante, la mirada internacional estaba colocada en el país y personalmente creo, sin demeritar las repercusiones de las diferentes torpezas de ese gobierno así como la crítica situación del país, que esto resulto clave para que, por primera vez en su historia, el instituto encargado de regular el proceso electoral hiciera su trabajo.

El triunfo del actual presidente López Obrador en 2018 fue inusual no sólo porque se trataba del primer gobierno de izquierda que se instauraba en México sino, sobre todo, porque su llegada al poder significaba el comienza de una nueva era en la Historia de nuestro país en la que verdaderamente podía tener cabida un sistema democrático. Si bien no creo que se trate puntualmente del cuarto momento significativo en la Historia de México, puesto que considero que la perdida del territorio en la primera mitad del siglo XIX también resultó definitorio para la nación, indiscutiblemente creo que se trata de un momento de ruptura en que una nueva época (una democrática) puede ser concebida y construida.

La explicación del ambiente político actual, sin embargo, no puede ser reducido sólo a la contienda del 2018, sino que tiene que partir de la segunda mitad del siglo pasado; tanto de los movimientos obreros, médicos y ferrocarrileros de la década de los 50’, como de las movilizaciones estudiantiles que tuvieron cabida en 1968 y 1971 y que fueron duramente reprimidas, así como de la resistencia que fue expresada en grupos insurrectos ante la guerra sucia que tuvo cabida en la década de los 70’. Rastrear el descontento de la población y la exigencia por una verdadera democracia en México también puede verse expresado en las elecciones de 1988, cuando la creación de una Corriente Democratizadora dentro de las filas del PRI y la consecuente postulación de Cuauhtémoc Cárdenas a la presidencia de la república puso en jaque al sistema que gobernaba el país y que, desde ese momento, hizo manifiesta una alianza partidista (PRI-PAN) que se oficializaría en las primeras décadas del siglo XXI.

Los intelectuales, por su parte, antes de tratar estos temas y hacer una reflexión pormenorizada sobre el periodo en que la dirección del Estado mexicano quedó bajo el control de un partido político, lograron alinearse con el sistema y trabajar para éste pues, como bien fue dicho en su momento, el que se movía no salía en la foto. Afortunadamente, hoy en día contamos con una nueva generación de mexicanos letrados que no hemos sido cooptados por el poder y que no estamos dispuestos a dejar de dar una justa (y seria) dimensión sobre nuestro pasado más reciente; a saber: que nuestro modelo democrático, uno de los más costosos del mundo, esta a cargo de una institución cuyos funcionarios obedecen a estructuras y personajes anclados en un sistema antidemocrático y clasista tejido desde antaño; además de que la alianza PRI-PAN a la que se ha sumado el PRD y otros partidos, necesariamente nos lleva a reflexionar sobre su desempeño cuando estuvieron al frente del gobierno federal, así como del proyecto político que representan (uno que cada vez se va posicionando más hacia la extrema derecha).

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

CON TOKIO…

Published

on

  • Elsa Martínez Flores

Actualmente, en la jerga popular, decir “con Tokio” da a entender que alguien va: “con todo”, o bien afirmamos: “vamos con todo”, es decir, hacer lo posible para lograr un objetivo y que viene a colación en el marco de los Juegos Olímpicos Tokio 2021; evento deportivo que se ha visto en polémica desde el inicio de la pandemia y el cual fue pospuesto un año, para finalmente realizarlo en este periodo.

Sin embargo, se está llevando a cabo y en el medallero olímpico observamos como siempre, que México va muy atrás de naciones que se destacan por colocarse en los primeros lugares en diferentes las siguientes disciplinas deportivas: Taekwondo, tiro con arco, ciclismo, boxeo, judo, caminata, natación, entre otras.  

Nos emocionamos por las pocas medallas que se obtienen, porque sabemos del trabajo que el atleta realizó, las horas que invirtió en su entrenamiento y la disciplina con la que se condujo para obtener ese resultado. Sin embargo, después del aplauso viene la reflexión ¿por qué no podemos alcanzar a las grandes naciones acumulando los premios? 

Viene a la mente desde el apoyo de las instituciones de gobierno, idiosincrasia, la estructura ósea de países nórdicos, europeos o bien afroamericanos, y así podríamos señalar varias diferencias, sin embargo, hay algo que hace destacar a una persona de otras: la disciplina.  

No es fácil llevar esta conducta en la vida diaria, pues existen distractores diarios alrededor de los deportistas; de 9 horas reducen su entrenamiento a 7 y tal vez, añadirle dos sean el factor de éxito; pero faltó disciplina, ajustar el reloj y levantarse más temprano, sacrificar el tiempo de sueño o de convivencia familiar o de otro tipo en aras de una meta.  

Sabemos que las instituciones de gobierno son factor determinante al impulso de un deportista, tal vez un 50 por ciento, pero si no se hace lo primero, que es entrenar hasta alcanzar la perfección o por lo menos casi llegar a ella; lo demás se complicará también.  

Hay muchos mexicanos que tienen disciplina, tal vez no en el deporte, pero sí en otras actividades, sin embargo, nuestro pueblo no se caracteriza precisamente por eso, y bajamos el ritmo cuando éste debe de llegar a la pasión total; desgastarse, no al punto de romperse, sino de endurecer los músculos, las manos, las piernas, de lo que se intente realizar, que se haga con el corazón.  

De eso se trata el deporte, de que en el seno familiar y escolar se fomente la disciplina, la puntualidad, el compromiso, el hábito, el abandonar la palabra no se puede, todos podemos, pero requiere entrega y muchísimas horas de entrenamiento en el área donde se requiera ser mejor…CON TOKIO.   

Continue Reading

Opinión

LA CRISIS DE LOS 40

Published

on

  • María Eugenia Cruz Vargas

A un porcentaje de la población le sucede cuando ya se acercan los 40 años de vida. ¿Cómo reaccionamos? ¿Qué pensamientos, actitudes y cambios tenemos? ¡A quién no le ha pasado!… Llegar a los 40 años de edad para muchas(os) parecería el fin del mundo y el cambio de un nuevo siglo, pero no es así, es el inicio de una de la etapas más estables, maduras, positivas y hasta divertidas de la vida.

Cuando tienes en promedio 20 a 35 años de edad disfrutas esos momentos con plenitud absoluta, no te imaginas la crisis que representará llegar a los 40. Para cierto grupo de personas la vida sigue como si cambiarás de la preparatoria a la universidad, lo cierto es que es tan maravillosa que debemos asumirla y disfrutarla como si fuera el último día y no entrar en pánico como si se terminara el mundo.

La verdad es que la crisis de los 40, no es una etapa tan terrorífica; sin embargo, es una nueva oportunidad de replantearse. Para muchas mujeres y hombres el inicio de los 40 es afrontar muchos cambios, momentos de los cuales has aprendido a quererte y respetarte sin contar tu edad, en esta etapa ya conoces tus defectos y virtudes, ya te has aceptado y valorado, es una etapa en la que si te equivocas, pierdes, lloras, te ríes o aciertas ya no importa porque tu autoestima te permite darte esos lujos.

Aquí describiremos unos momentos a los que se enfrentan hombres y mujeres al entrar a los 40.

  • Sabes detectar a las personas tóxicas y a las cuales debes alejar de ti porque nada te aportan.
  • Los 40 es una perfecta edad donde aceptas tu cuerpo sin dejar de cuidarlo, alimentarlo bien y saber que hacer ejercicio son las mejores herramientas para mantener una salud física y en buenas condiciones.
  • Reflexionas y replanteas si la vida que tienes es la que planeaste y sino reestructuras los cambios que necesitas para cumplir esos sueños.
  • Durante esta etapa ya no importa lo que opinen o digan de ti, porque has aprendido a valorarte y confías en lo que piensas y crees de ti.
  • Aprendes a dejar ir a quien no te quiere, aquí aplicas ese dicho que dice “Quien no te busca, no te quiere” “Quien no te quiere, no tienes porque quererla(o)”
  • En esta etapa sabes de verdad quienes son tus amigas(os), aprendes a identificar quienes están contigo en las peores circunstancias y en los mejores momentos.
  • A esta edad pocas veces algo te da vergüenza, porque sabes que lo que digan u opinen de ti ya no te importa, te resulta irrelevante y hasta a veces de ti mismo te ríes.
  • Cuando llegas a los 40 tienes que materializar tus sueños y planificar todo para lograrlo, pues sabes que es la edad y momento de construir tus sueños no hay más tiempo, pues sabes que los 50 entonces te alcanzarán.
  • Aprendes a valorar el tiempo que vives aquí y ahora, disfrutas lo que comes, lo que viajas, lo que sientes, te emociona lo que hace tu familia, disfrutas a tu pareja de otra forma, abrazas a tus amigas porque ya las consideras tus hermanas, atesoras cada momento porque es hoy lo que hay que vivir.

La verdad es que todas y todos quienes hemos llegado a los 40 podemos decir que el miedo ya pasó y de manera mágica sentimos que es la mejor etapa que nos ha tocado vivir y dejamos atrás nuestros miedos al llegar a esa edad.

Para las mujeres comienza la plenitud de la vida, te sientes más guapa, segura, con una madurez jamás antes vista, pero sobre todo sabes lo que quieres para tu vida y lo que no también. En el caso de los hombres sus estrategias cambian, comienzan a sentir que el mundo muchas ocasiones no los merece y parecería que la época de los 60 no ha cambiado para ellos.

Algo que si es real es que hombres y mujeres se preocupan antes de tiempo, pensando que pasará después de los 40, pues nada, simplemente es reconstruirse porque cumples tus sueños,  te ríes de ti misma(o), porque eliges estar con la pareja que quieres estar.

En esta etapa de los 40 para las mujeres a veces si es una verdadera crisis, pues es a ellas a quien más les afecta porque además vienen muchos cambios biológicos, en esta etapa se sienten ya no tan jóvenes; sin embargo todo depende de la capacidad de amarte y de quererte a ti misma, muchas veces nos la pasamos trabajando para los demás pero no para fortalecer el amor propio.

                                     

La edad sólo representa un número y también es muy cierto el dicho que dice “todo depende de la edad que quieras verte”, para eso debes invertirle en alimentarte bien, hacer ejercicio para mantener una buena salud, también es muy cierto que si excedes de peso representarás más edad, si tienes más canas pues para eso existen los tintes y una buenas cremas para aquellas líneas que inevitablemente saldrán por la edad. (Esto aplica para hombres y mujeres).

Nuestra edad está en la actitud ante la vida,  la edad está en cómo te quieras ver, la edad está en la forma de cómo te vistes y te sientes, la edad está en el corazón y el autoestima de cada una(o); por ello es tan importante quererte con respeto, disciplina y esfuerzo, dicen que la belleza cuesta, arreglarte para verte bien para ti y luego para las o los demás.

Amate, quiérete, valorarte, cuídate, los 40 son los mejores momentos de tu vida 💛

Nos vemos en el próximo artículo . Mil gracias

Continue Reading

Opinión

EL VALOR DE LA VIDA

Published

on

  • María Eugenia Cruz Vargas

Durante todo el tiempo nos han enseñado y a su vez hemos aprendido a darle sentido y valor a nuestra vida, te has preguntado alguna vez qué significa la vida, en qué momento llegaste y porqué fuiste elegida(o) para transitar en esta aventura, qué has hecho por ella y por la de los demás, te has detenido en algún momento a darle unos minutos a tus pensamientos de lo que hoy eres y qué has construido en esta vida, éstas y otras preguntas tienen una respuesta, en este artículo hablaremos del valor de la vida y cómo amarla y respetarla.

Si bien, en tiempos de pandemia seguramente existieron o existen reflexiones de la importancia de lo que significa nuestra vida, el tiempo nos ha enseñado a darle ese valor y ese valor cada quien se lo otorga a través de cada una de las acciones que hacemos para que ésta sea diferente y llena de plenitud y felicidad.

Durante el trayecto de nuestro camino nos enfrentamos a innumerables  obstáculos, batallas, lecciones, experiencias que sin duda nos han hecho crecer como seres humanos y de ahí hemos aprendido a darle fortaleza a lo que tiene cavidad o no en nuestras vidas; es un hecho que la vida nos fue otorgada para un fin y ese fin es ser felices y dejar una huella, además de sembrar lo que más podamos para ayudar a otra persona.

¿Qué valor tiene tu vida? Hemos aprendido que sin salud nada tiene sentido, que con dinero no todo lo tenemos garantizado, que si dañamos a otra persona tarde o temprano recibimos lo que cosechamos, que si eres o no una buena persona el tiempo te devuelve lo bien que has hecho en esta vida. -Que complejo verdad-.

Hoy tenemos que aprender que nuestra vida es una y que hay que disfrutarla al máximo, la limitación de socializar ha hecho que en estos tiempos se convierta en un valor; el abrazarnos, el recibir y dar un abrazo alimenta y llena tu corazón, que estar espiritualmente bien fortalece el alma, que ayudar al prójimo retribuyes a la vida lo que ella te ha dado, que el querer y amar a alguien tiene doble sentido, el respeto y el cariño nace sin que lo pidas, que los alimentos y un techo cubren un cuerpo que tiene una vida, -entonces- la vida tiene un sentido y un gran valor.

En el futuro, seguro tendremos que enfrentarnos a cosas y situaciones más difíciles; sin embargo quienes hoy se encuentran llenos de paz tendrán una vida llena de felicidad, gozando siempre de lo que hemos sembrado. Todas y todos tenemos que sentirnos orgullosos de quienes somos por lo bueno que hemos hecho y a quienes has ayudado para que sean mejores personas.

Hoy en estos tiempos tan difíciles de crisis en salud pública en el mundo, estar con vida es un privilegio; cuánta gente murió suplicando no morir; todas y todos hoy tenemos una misión, sino lo hemos entendido así, que triste será ver el final del camino sin una satisfacción de vida.

El mundo, las personas, la naturaleza, el tiempo y todo nos necesita; hoy que tienes en tus manos ese privilegio de vida has que cada día sea maravilloso, que los problemas sean con una respuesta asertiva,  si tienes que perdonar ¡perdona!, si hoy alguien te pide ayuda ¡ayuda!, hay tanto que hacer positivo y que dejar huella en esta vida,  vivamos con dignidad y respeto hacia los demás.

Vive como si fuese el último día, aprende a vivir con los latidos de tu corazón, aprende a no despertar con resentimientos y amarguras innecesarias, el orgullo no lleva a ningún destino, aprende a soltar, construye  un mundo positivo con personas que siempre sumen, ama y déjate amar.

El tiempo es oro…

La salud la verdadera riqueza…

Tu familia no tiene precio…

¡Recuerda, lo único que nos separa de la muerte es el tiempo!

Mil gracias nos vemos en el próximo artículo.

Continue Reading

Noticias Más Recientes

El Imparcial de Tlaxcala. Derechos Reservados Huamantla, Tlaxcala, México 2021