El Instituto Tlaxcalteca de Elecciones está listo para iniciar el Proceso Electoral Local Ordinario 2023-2024.

Fecha:

 

Este Proceso tendrá su momento culminante el 2 de junio del próximo año, fecha en la que más de un millón de tlaxcaltecas elegiremos, mediante voto libre y secreto, a 794 personas que ocuparán igual número de cargos: 25 diputaciones, 470 integrantes de ayuntamientos y las titularidades de 299 presidencias de comunidad.

Un proceso electoral es un evento de alta complejidad no sólo por su duración, sino por la gran cantidad de actividades que componen cada una de sus etapas; por el esquema de coordinación interinstitucional proveniente del sistema nacional de elecciones y por la regulación diseñada para garantizar que se lleve a cabo un relevo pacífico, ordenado y legal de las autoridades.

Si bien faltan seis meses para el día de las votaciones, desde por lo menos un año antes iniciamos el desahogo de cientos de actividades, muchas de ellas invisibles; y a sumar cientos de horas de planeación a cargo de un equipo profesional y comprometido con la democracia de nuestro Estado, que se traduce en una institución sólida y con madurez.

Es así como una planeación y ordenada ejecución temprana de actividades nos ha permitido contar con el primer paquete de diseños de material y documentación electoral validado por el Instituto Nacional Electoral; comenzamos el camino para la construcción del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), para el cual ya se formó una instancia interna y el Comité Técnico Asesor, Cotaprep.

Además, emprendimos desde hace meses una intensa y de largo aliento campaña de contacto directo con las juventudes, con miras a incrementar su participación el 2 de junio próximo.

Los esfuerzos también se han centrado en una campaña para difundir promover los cambios en la distritación electoral local, con el objetivo de que la ciudadanía los conozca.

En este rubro, también desde hace varios meses iniciamos el desarrollo de programas y planes de promoción de la participación ciudadana y difusión institucional, que servirán para mantener informadas a las y los tlaxcaltecas respecto del transcurso de este proceso electoral; mientras que desde el 2 de noviembre comenzamos el monitoreo a medios de comunicación y este día iniciamos el segundo de los cinco ejercicios que llevaremos a cabo en estos comicios.

Antes de comenzar, este Proceso Electoral nos impuso retos de enorme proporción a la hora de diseñar acciones afirmativas, derivado de una necesaria reforma electoral que está pendiente.

Sin estar previstas en el presupuesto, esta autoridad se volcó intempestivamente en la ejecución de cuatro consultas a grupos prioritarios: personas con discapacidad; personas, pueblos y comunidades indígenas; población de la diversidad sexual y juventudes.

De junio a noviembre planeamos y desarrollamos estos ejercicios, con el propósito de escucharles sobre cómo impulsar su participación en estos comicios y generar las reglas para su participación, a partir del diseño de acciones afirmativas basadas en sus propias opiniones.

La construcción de consensos siempre ha sido una tarea ardua; así quedó demostrado durante las mesas de trabajo que establecimos con las fuerzas políticas para trazar la ruta que nos permitirá avanzar en la materialización del principio constitucional de paridad de género durante estos comicios.

La paridad es una obligación constitucional que requiere del compromiso genuino de las y los actores políticos para convertirse en realidad. No fue una tarea fácil, pero las fuerzas políticas han reconocido los rezagos existentes en la materia y han manifestado su voluntad para avanzar de manera conjunta en este tema.  Por ello les reconozco su disposición.

Con estos antecedentes hoy iniciamos formalmente el Proceso Electoral Local Ordinario 2023-2024, momento propicio para refrendar, desde la autonomía de este organismo, nuestra disposición al diálogo y al trabajo conjunto con las y los actores políticos para el relevo pacífico de nuestras autoridades y el perfeccionamiento de la democracia.

Asimismo, refrendamos nuestra absoluta disposición para trabajar, como lo hemos venido haciendo, de manera colaborativa con el Instituto Nacional Electoral y con su Junta Local, así como con el Tribunal Electoral de Tlaxcala, instituciones con las que formamos el engranaje del sistema nacional de elecciones.

Todos los procesos electorales son diferentes, en parte por el alto dinamismo de los marcos normativos que los regulan y la novedad de los fenómenos políticos. El hilo conductor deviene de la voluntad y el compromiso expreso y tácito de las y los actores políticos para jugar con las reglas existentes, contribuyendo a la gestación de una democracia fuerte.

Por ello, desde el seno de este Consejo General, al que pertenecen todas las fuerzas políticas con presencia en el Estado, hago un llamado a jugar en este proceso con las reglas existentes. Escudriñar la ley para encontrar vacíos que permitan deslizar conductas alevosas, merma la confianza de la ciudadanía.

Esquivar la ley puede construir triunfos, pero se arriesga la legitimidad y se abona al desencanto de la ciudadanía respecto de los procesos político democráticos.

Es menester sumar esfuerzos, contribuir a los consensos y, sobre todo, jugar limpio, evitando la tentación de aprovechar cualquier debilidad de la norma.

El propósito es lograr que la ciudadanía acuda a las urnas el 2 de junio de 2024, para elegir autoridades con la garantía de ejercer la expresión más fina de la democracia de nuestro tiempo en la transmisión pacífica del poder: el sufragio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Compartir:

Popular

Relacionados
Relacionados

Pin It on Pinterest